Unexma

Capítulo XIX

“UNEXMA”

Capítulo 19

… Me estoy volviendo loca de desesperación. Ya no sé qué hacer, a quién llamar.
¡Dios! Qué angustia más grande siento.
Voy a buscar algo de beber, porque si no, me va a dar algo.
Así que me levanté y fui al baño a buscar mi botella de agua que había dejado allí. Siempre estoy tomando agua, así que no me puede faltar mi botellita. Beber agua es muy saludable y me tranquiliza.
Estoy sumergida en mi propio anuncio publicitario de lo saludable que es el agua y los beneficios que aporta, cuando en la habitación se enciende el televisor de la nada.
Estaba a todo volumen y lo primero que pensé fue en correr a bajar el volumen.
Encontré el control y le bajé rápidamente el volumen.
Probablemente sea una especie de alarma que tienen algunos televisores que algún otro huésped, se olvidó de quitar —pensé.
Miré la pantalla mientras bebía mi agua y estaban dando una película. Como la escena tenía mucha acción; me quedé pegada viendo. Intenté darle volumen, pero no se podía escuchar nada, así que cesé en mis intentos y proseguí mirando la película…

La escena era de un accidente automovilístico, donde chocan por detrás a un auto que segundos antes había frenado bruscamente y el conductor salía eyectado por el vidrio del parabrisas, cayendo de un golpe seco al piso. En eso, se bajan del auto, dos tipos, uno va a ver el auto de adelante para ver si alguien necesita ayuda, otro va a la parte trasera del auto, y luego se baja un tercero que mira la escena y se toma la cabeza.
Luego la escena sigue con el joven que llegó al auto chocado e intenta ayudar a una chica que estaba atrapada en el airbag del auto, pero algo le dice el joven que hace que la chica salga rápido del auto como en estado de shock —debo reconocer que no había ningún actor conocido en la película, pero a veces esas son las mejores —, el joven intenta detener a la chica que trataba de correr hacia el otro joven, que antes se había bajado en tercer lugar y que había reaccionado, corriendo hacia el conductor que yacía de cara contra el piso. En eso, el conductor tomó del cuello al joven y lo comenzó a levantar mientras se iba poniendo de pie y en un abrir y cerrar de ojos le plantó un beso en la boca, al joven y éste comenzó a moverse desesperado, y no luchó mucho más que eso porque fue como succionado por el ¿alien? que comenzó luego a caminar hacia el otro joven, que tenía un bate en la mano — que sacó de quién sabe dónde, típico error de película que salen cosas por arte de magia. Bueno, qué más se le puede pedir a una película de bajo presupuesto.
Seguía esta interesante escena con el joven bateando la cabeza del alien —que ahora era una mujer; muy fea por cierto.
Se me hacía algo familiar esta mujer. Probablemente de alguna de las cientos de películas que he visto. En fin, seguí mirando y la mujer alien que tenía la cabeza colgando del cuello, a causa del batazo, comenzó a mover la cabeza para acomodársela de un solo movimiento. Luego le quitó el bate al tipo que justo le iba a dar el segundo batazo.
Y en un acto que pondría roja de vergüenza a la más cotizada actriz porno, empezó a pasarle la lengua al bate y el tipo se empezó a arrodillar solo como que le estaba rindiendo culto, pero por la cara de espanto que tenía, se notaba que era algo que no quería hacer y no podía evitar. Y éste alien transformista, le propinó un certero y letal golpe medio a medio de la cabeza —sentí un poco de asco ver esa escena. En realidad estaba muy bien hecha.
La cosa es que parece que algo dijo el tipo antes de morir y el otro valiente, se echó a correr dejando a la chica sola ahí. Pero pagó muy caro, porque esa cosa le tiró el bate y lo atravesó. Lo mató inmediatamente —quizás faltó más sangre, no sé, una siempre critica cuando le gusta algo. Aunque si me pongo a pensar, no tengo idea alguna de cine todavía y otra cosa es con guitarra, es fácil criticar, pero si tuviera que hacerlo yo, lo más probable es que no sabría qué hacer —mejor sigo viendo la película.
La chica se puso a correr y esa cosa solo la miraba. Ni siquiera se movió, pero cuando la chica logró abrir una reja, esa cosa ya estaba ahí. Y se tiró contra la reja y empezó a lamer los barrotes uno a uno…
Ya iba a ir por palomitas de maíz, cuando escuché las voces de mis padres y mi novio en el pasillo, así que salí disparada a recibirlos…

Pero no había nadie. No habían llegado. Las habitaciones estaban con luz apagada. Claramente, entre la película y estar tan pendiente, mi subconsciente los escuchó hablando. Así que regresé a ver la película, pero el televisor estaba apagado, y no solo eso; el enchufe estaba desconectado y en el piso…

Autora: Lorena Castro C.
Lorena Escritora en Facebook.
Chilena.
Derechos Reservados.
@lorenaescritora en instagram.

Categorías:Unexma

Tagged as:

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .